×
Skip to main content

Fiscal en Puerto Rico dice que en 2019 le dijeron que dejara de investigar asesinato de Kevin Fret

En declaraciones públicas, Betzaida Quiñones dice que sus jefes cortaron la investigación en abril de 2019, pues interrogaba a artistas del reggaetón.

Por casi cuatro años, la muerte a tiros del artista de trap Kevin Fret ha sido un misterio turbio e irresoluto que no cesa de ensombrecer el mundo de la música en Puerto Rico. 

Explorar

Explorar

See latest videos, charts and news

See latest videos, charts and news

Luego que Fret, de 24 años, recibiera dos disparos el 10 de enero de 2019 mientras conducía una motoneta en el vecindario de Santurce, en San Juan, su madre, Hilda Rodríguez, acusó públicamente a Ozuna, el astro del reggaetón, y su mánager de ordenar la muerte de su hijo, cargos que estos han negado y no han sido probados. 

Relacionadas

Ahora, la fiscal asignada a la investigación, Betzaida Quiñones, dice que, sin que la familia de Fret y el público lo supieran, solo tres meses después de haber iniciado la investigación, sus superiores le dijeron que la cerrara. En abril de 2019, estaba interrogando a un testigo, a quien no nombró, cuando recibió una llamada telefónica de un superior con un mensaje: “A partir de la llamada telefónica en adelante yo no podía seguir entrevistando personas”, dijo el martes en el programa Cuarto Poder, de WAPA-TV. La investigación estaba en su “pico”, dijo, “y nunca me dieron una explicación”. 

Las declaraciones públicas de Quiñones la semana pasada, en una serie de entrevistas televisivas en Puerto Rico, han puesto en tela de juicio la investigación del asesinato, dando origen a inquietudes sobre la influencia indebida de ricos y poderosos, y ampliando, además, los cuestionamientos sobre la ex fiscal general y exgobernadora Wanda Vázquez, quien fue la jefa máxima de Quiñones. 

En declaraciones a la prensa, Quiñones ha dicho que Vázquez y Olga Castellón, jefa de la unidad de lo criminal en 2019, estuvieron involucradas en la supuesta paralización de la investigación. 

Funcionarios públicos que incluyen al gobernador del territorio insular y su actual secretario de Justicia, Domingo Emanuelli, prometieron investigar las denuncias. El jueves (3 de noviembre), Emanuelli dijo que después de revisar “informes y documentos relacionados con el caso” remitía el asunto a la División de Integridad Pública y Asuntos del Contralor para una revisión adicional. 

“Son alegaciones serias que deben examinarse con mayor detalle de acuerdo con las leyes y reglamentos”, dijo el secretario en un comunicado el jueves. 

Emanuelli dijo el martes que “no debe haber la menor duda de que, de surgir evidencia de alguna intervención o actuación indebida, será investigada  sin distinción de persona. No vamos a poner en riesgo la integridad del Departamento de Justicia y sus funcionarios por nada ni por nadie”. 

Ignacio Fernández, abogado de Vázquez, defendió a la exgobernadora. “Es una mentira absoluta”, dice Fernández a Billboard. “¿Por qué [Quiñones] esperó tres años? Ella tenía la obligación de presentarse en ese momento. Si ella no tiene la rectitud moral para no doblegarse ante los poderosos, entonces eso es culpa suya”. 

Fernández también defendió a Castellón diciendo que “no hay forma de que Olga esté de acuerdo con algo así. Ella investigaría a su propia madre si tuviera que hacerlo”. (Un portavoz del Departamento de Justicia de Estados Unidos en San Juan, donde Castellón es fiscal federal adjunto, no hizo declaraciones). 

Las afirmaciones de Quiñones de que altos cargos influyeron en la investigación también han renovado las preocupaciones sobre el manejo de la investigación del asesinato por el Departamento de Policía de San Juan. Un portavoz de la policía dice a Billboard que el caso fue transferido este septiembre de la división de homicidios a su división de Delitos Graves, que se ocupa de casos de “alta complejidad”. 

Uno de los agentes de homicidio originalmente involucrado en el interrogatorio de los testigos, Tito Rivera Hernández, se tomó una selfie con Ozuna en la estación de policía en febrero de 2019 luego de un interrogatorio policial a la estrella latina, que Rivera Hernández luego publicó en sus redes sociales. 

El coronel Roberto Rivera, jefe de la rama de investigación del Negociado de Policía, dijo esta semana que su oficina había presentado una denuncia administrativa contra el agente relacionada con su manejo de la investigación y lo había puesto en licencia a la espera de los resultados de la revisión. Rivera Hernández, quien actualmente trabaja con un equipo de agentes federales, sería reasignado a otra división policial si el equipo federal no lo mantiene, según el diario puertorriqueño El Nuevo Día. 

El coronel dijo que hasta este octubre ningún otro agente había investigado el caso de Fret y que el tiempo que Rivera Hernández dedicó a la investigación del homicidio “no fue extenso” y “no es lo que uno espera de una investigación así”. (Rivera Hernández no pudo ser contactado para hacer declaraciones). 

Las afirmaciones de Quiñones se suman al escrutinio de Vázquez, quien fue secretaria de Justicia de Puerto Rico de 2017 a 2019 y luego gobernadora de la isla de 2019 a 2021. En agosto, el Departamento de Justicia la arrestó y la acusó de soborno y conspiración en un presunto esquema para financiar su campaña de 2020. (Se ha declarado inocente y espera juicio). 

Personas de interés 

En abril de 2019, agentes de policía dijeron a Billboard que los investigadores estaban buscando a “dos hombres de interés” y estaban “usando todos los recursos a [su] disposición para encontrar a estas personas”, además de dar seguimiento a las pistas anónimas. 

Ese abril, Quiñones interrogó a Vicente Saavedra, presidente de la agencia de promoción y mercadeo Dímelo Vi, además de mánager de Ozuna, por más de tres horas. También planeaba entrevistar al cantante de reggaetón y trap Arcángel

Pero solo días después, dijo ella esta semana, recibió una llamada telefónica de un superior diciéndole que cerrara la investigación. “Yo tenía una lista de posibles sospechosos, y se le comunicó en un momento a la jefa fiscal [Castellón]”, dijo Quiñones a Cuarto Poder. “Era una lista de las posibles personas que podrían haber participado en el asesinato de Kevin”. Agregó que, “obviamente, [Fret] estaba activo en ese momento en el mundo musical, que era en el que quería seguir”. 

Después de su reunión con el fiscal, Saavedra dijo que las preguntas del fiscal se centraron solo en las acusaciones de que Fret había extorsionado a Ozuna por un video pornográfico en el que Ozuna habría aparecido cuando era menor de edad. Saavedra dijo que no le preguntaron sobre el asesinato de Fret y que Quiñones dijo que no era una persona de interés en el caso. (Quiñones dijo públicamente en enero de 2019 que no estaba investigando a Ozuna por el asesinato. Un portavoz de la policía esta semana no dijo a Billboard si Ozuna era una persona de interés en el caso, porque la investigación está en curso). 

Sin embargo, Rodríguez, la madre de Fret, quien vive en Massachusetts, ha insistido en que Ozuna y Saavedra estuvieron involucrados de alguna manera. “Sé que fue [Ozuna] quien ordenó que mataran a mi hijo, junto con Vicente Saavedra”, dijo Rodríguez en una entrevista televisiva en abril de 2019. Ella alegó que Ozuna y Fret, quien se las daba de ser el primer latino gay cantante de trap, habían tenido una “relación íntima”. Dijo que había entregado mensajes de texto de conversaciones entre los dos artistas a funcionarios de la ley. 

El abogado de Ozuna, Antonio Sagardía, dijo a Billboard esta semana que Ozuna solo fue interrogado sobre un supuesto plan de extorsión de Fret, no sobre el asesinato en sí. No se le pidió que volviera a una segunda entrevista, dijo el abogado. La polémica por el supuesto congelamiento de la investigación “no tiene nada que ver con Ozuna”, dijo Sagardía. “Ese es un asunto interno del Departamento de Justicia”. (Sagardía ha dicho que su cliente “no tuvo nada que ver” con el asesinato de Fret). 

Rodríguez ha negado que su hijo se haya involucrado en extorsiones. Después de que Fret encontró un enlace al video pornográfico de Ozuna, “lo único que Kevin le pidió fue que lo ayudara a cantar como artista invitado en una canción”, dijo. Según Rodríguez, “Ozuna dijo: ‘No, te voy a dar dinero y quiero que me mandes el enlace para borrar el video’. Pero agregó que su hijo no era la única persona que tenía el video. Rodríguez afirmó que su hijo no quería el dinero de Ozuna y que nunca habría hecho público el video. 

La madre de Fret dijo que Ozuna le dio a su hijo casi 400.000 dólares. Tanto Ozuna como Sagardía han dicho que se hizo al menos un pago a Fret, pero el abogado calculó el monto en “cerca de 50.000 dólares”. 

Casi dos semanas después de la muerte de Fret, una parte del video en cuestión, que mostraba a Ozuna adolescente masturbándose, se filtró a internet y rápidamente se hizo viral. Ese mismo día, el 23 de enero de 2019, el artista se disculpó con su familia y fans a través de un comunicado redactado, en el que también dijo que había sido víctima de un supuesto ardid de extorsión tramado por Fret. 

Después de que le dijeron que dejara de interrogar testigos a principios de abril de 2019, Quiñones dice que pidió explicaciones tanto verbales como escritas y escribió un memorando al Departamento de Justicia preguntando por qué se detenía la pesquisa. “Ninguno de mis memorandos que envié al Departamento de Justicia fueron respondidos”, dijo en Cuarto Poder

La reciente decisión de la policía de trasladar el caso a la unidad de Delitos Graves, dice la fiscal, “abre otra ventana para una investigación completa”. Y aunque ha pasado un tiempo significativo desde que ocurrió el asesinato y la evidencia estaba fresca, dice que no ha “perdido fe” en que “eventualmente sabremos la verdad de lo que sucedió”.