×
Skip to main content

Loud and Live demanda a Maestro por fiasco de streaming de Marc Anthony

La promotora señala que la plataforma de streaming pudo prever su colapso la noche del concierto en vivo.

Casi dos años después de que Marc Anthony se viera obligado a cancelar a última hora su muy esperado concierto para streaming “Una Noche”, la promotora del evento está demandando a la plataforma de streaming por provocar su “total y completo fracaso”. 

Explorar

Explorar

See latest videos, charts and news

See latest videos, charts and news

En una demanda presentada el viernes ante un tribunal de Los Ángeles, los abogados de Loud and Live Entertainment afirmaron que la plataforma de streaming Maestro había asegurado a la promotora que su tecnología podía “ajustarse automáticamente para adaptarse al número de personas que tuvieran boletos”, más de 100.000 en todo el mundo. 

Relacionadas

Pero al llegar la noche del espectáculo el 17 de abril de 2021, Loud and Live dice que lo que esos mismos fans vieron fue “pantallas de computadora en blanco o congeladas”, al experimentar Maestro lo que luego describió como un “desplome completo de la plataforma de streaming”. 

“Como resultado del total y completo fracaso de Maestro, Loud And Live, que le pagó a Anthony una sustancial tarifa de artista garantizada, promovió y respaldó financieramente el concierto y contrató a patrocinadores y proveedores de todo el mundo, sufrió pérdidas económicas significativas, todas las cuales eran previsibles para Maestro”. 

Se suponía que “Una Noche” sería uno de los más grandes espectáculos de streaming en directo en la era de la pandemia al tener a la cabeza a Anthony, quien llena estadios de fútbol en América Latina, acompañado por el superastro Daddy Yankee como artista invitado. A la hora del espectáculo, se habían vendido más de 100.000 entradas. 

Como socio de streaming, Maestro no era un principiante. Antes del concierto de Anthony, la plataforma se había hecho cargo de shows importantes como el streaming directo en octubre de 2020 de Billie Eilish y la exitosa serie EtheridgeTV de Melissa Etheridge. Pero a las 8 p.m. (hora del este) el 17 de abril, cuando fans de todo el mundo se conectaron para ver la presentación de Anthony, el sistema de Maestro falló. Pese a los frenéticos intentos de revivir el stream, el concierto no pudo llevarse a cabo, y no fue sino hasta horas después que los fans se enteraron de que el espectáculo había sido oficialmente cancelado. 

Puede que “Una Noche” haya sido el concierto en streaming en vivo más notorio que culmina en fracaso, pero no ha sido el único en experimentar contratiempos. Por ejemplo, el streaming de Justin Bieber con T-Mobile la víspera de Año Nuevo de 2021 sufrió un grave retraso, casi perdiéndose las celebraciones de la costa este de Estados Unidos a causa de la inesperada demanda de más de 1,2 millones de clientes de T-Mobile. 

Evitar debacles semejantes es más complicado de lo que parece. A diferencia de los espectáculos físicos, con su selección de asientos que pueden agotarse, los streams directos ofrecen pocos incentivos para comprar un boleto con antelación o llegar al show antes de que empiece. Esto puede conducir a un auge de actividad al comienzo del evento, cuyo volumen es difícil, si no imposible, de pronosticar, y para el cual no es fácil prepararse. 

Pero en su nueva demanda, Loud and Live dice que estas eran preocupaciones de las que Maestro estaba al tanto, y que la compañía había prometido tener la tecnología y la experiencia necesarias para lidiar con ellas. 

“Aunque Maestro había declarado al Demandante… que había estado a cargo de eventos mucho más grandes que el de Anthony, y garantizaba expresamente que su plataforma ‘se ajustaría automáticamente’ para satisfacer las necesidades de Loud And Live (ya sea que tuviera 500 espectadores o millones), Maestro no logró hacer streaming ni siquiera de un minuto del espectáculo”, escribieron los abogados de la empresa. “Las tergiversaciones de Maestro con respecto a su capacidad tecnológica llevaron a Loud and Live a comprometerse y confiar en Maestro”. 

En términos legales, Loud and Live dice que las fallas de Maestro violaron el contrato que suscribieron ambas compañías. También dice que la compañía de streaming violó las promesas que había hecho sobre el alcance de su tecnología, lo que significa que violó su “garantía expresa”, haciendo una “tergiversación negligente” a Loud and Live.