×
Skip to main content

¿Qué valor tienen 1.000 millones de vistas en YouTube?

Con motivo del décimo aniversario del "Billion Views Club", Billboard desglosa cuánto dinero puede generar este hito para un artista.

Hace exactamente una década, el 21 de diciembre de 2012, el video musical de “Gangnam Style” de Psy hizo historia como el primero en alcanzar 1.000 millones de visitas en YouTube. Como resultado de esto, nació el “Billion Views Club” (Club de Mil Millones de Vistas) de YouTube. El club, una manera de celebrar esos videos oficiales que han alcanzado la viralidad máxima, acoge ahora más de 300 videos musicales, incluidos muchos de los éxitos más emblemáticos de los últimos 10 años, desde “Hello” de Adele hasta “Despacito” de Luis Fonsi con Daddy Yankee.

Relacionadas

Explorar

See latest videos, charts and news

See latest videos, charts and news

Pero, ¿cuánto se paga a los artistas cuando sus videos cruzan el umbral de 1.000 millones de vistas en YouTube? Las regalías dependen de algunos factores. La afiliación del sello discográfico, la ubicación geográfica y el tipo de vistas afectan significativamente la tarifa. Por ejemplo, los artistas que son parte de las disqueras más grandes, que representan a la gran mayoría de los miembros del Club de Mil Millones, obtienen cuotas más altas en la plataforma que los que no están firmados o pertenecen a una disquera independiente. 

Pero la ubicación es posiblemente el factor más determinante. En Estados Unidos, las tasas suelen ser más elevadas que en otros países. De modo que, mientras que el video musical oficial en YouTube de un artista de un sello importante podría generar un promedio combinado de 0,0038 dólares por stream en Estados Unidos, a nivel mundial — que es como YouTube contabiliza sus vistas — Billboard estima ese monto en 0,0026 dólares por stream. Los streams de video en YouTube Premium (hechos por clientes suscritos al servicio de YouTube sin publicidad) también son más valiosos que aquellos con publicidad tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo. 

Como consecuencia, para los artistas de disqueras importantes, 1.000 millones de streams de un video musical oficial generarían alrededor de 2,6 millones de dólares a nivel mundial. Esto es, por supuesto, antes de que el sello se lleve su parte de las regalías, que varía ampliamente según el acuerdo individual de cada artista, y antes de que el artista saque cuenta de lo que debe, si es que debe algo, a otros artistas o productores que participaron en el tema. 

En el caso de videos no oficiales que usan música — como el video generado por un usuario sobre la visita de alguien a un zoológico, musicalizado con la canción de un artista de un sello discográfico importante — el cálculo global de streaming combinado se reduciría a 0,0021 dólares, dados los pagos más bajos por videos generados por usuarios (UGC) y la indexación excesiva de la audiencia de UGC comparada con la de los videos oficiales. Por tanto, en el caso de la canción de un sello importante que genere 1.000 millones de visitas en YouTube de todos los videos que la utilicen, la discográfica y el artista generarían cerca de 2,1 millones de dólares. 

De los más de 300 videos musicales que han alcanzado 1.000 millones de visitas en YouTube, el que más pronto cruzó la marca es “Hello” de Adele, que demoró solo 88 días desde su lanzamiento en acumular tal audiencia. El siguiente es un empate entre “Shape of You” de Ed Sheeran y “Despacito”, que tomaron 97 días. El tercer y cuarto lugar también lo ocupan canciones en español, “Mi gente” de J Balvin y Willy William, que ganaron el título en 103 días, y “Échame la culpa” de Luis Fonsi y Demi Lovato, en 111 días.

Ed Christman contribuyó a este despacho.