×
Skip to main content

Ceremonia de incorporación al Salón de la Fama del Rock & Roll 2022: los 10 mejores momentos

Desde un súper jam de Dolly Parton hasta un popurrí de éxitos de Eminem, actuaciones estelares de Duran Duran, Lionel Richie y más.

La ceremonia de incorporación al Salón de la Fama del Rock & Roll atrajo a Los Angeles a un puñado de figuras legendarias que acabaron por conmemorarse y celebrarse entre sí la noche del sábado (5 de noviembre). Y como reveló John Sykes, presidente de la Fundación del Salón de la Fama del Rock & Roll, Los Angeles ahora se unirá a Cleveland y Nueva York como sede habitual de las honras anuales. 

Relacionadas

Explorar

Explorar

See latest videos, charts and news

See latest videos, charts and news

El grupo de homenajeados de 2022 incluyó a Dolly Parton, Eminem, Pat Benatar y Neil Giraldo, Duran Duran, Eurythmics, Lionel Richie y Carly Simon. Judas Priest y Jimmy Jam & Terry Lewis también se unieron al salón al recibir el “premio a la excelencia musical”. 

Pero estas no fueron las únicas estrellas en el lugar: entre los asistentes se encontraban Dave Grohl, Mary J. Blige, Gwen Stefani, Ed Sheeran y Bruce Springsteen (cuyo manager de toda la vida, Jon Landau, dejará el cargo de presidente del Salón del Rock, del cual es cofundador). 

También fueron honrados Elizabeth Cotten, quien saltó a la fama por tocar la guitarra tanto al revés como con la mano izquierda; Sylvia Robinson, cantante, productora y cofundadora de Sugar Hill Records; el cantante y activista Harry Belafonte; el legendario productor y ejecutivo Jimmy Iovine; y el famoso abogado del campo del entretenimiento Allen Grubman. 

La extensa ceremonia (cinco horas y media) incluyó una gran cantidad de momentos especiales, desde improvisaciones de superestrellas hasta el recuento de hermosos recuerdos de los más grandes talentos de la música. 

En antesala a la transmisión de la gala del Salón de la Fama del Rock & Roll el 19 de noviembre por HBO, aquí algunos de los momentos más destacados: 

Dolly Parton estrena nueva música en vivo 

“¡Si voy a estar en el Salón de la Fama del Rock and Roll, tendré que ganármelo!”, exclamó Dolly Parton. Antes de actuar, habló sobre cómo había rechazado inicialmente el honor y dijo que en ese momento no se sentía lo suficientemente digna. “Cuando trataron de incorporarme, no pensé que había hecho lo suficiente, pero entiendo que ahora es un poco más que eso”, dijo en su discurso. 

Pero a la leyenda de la música country todavía le parecía que tenía que demostrar algo, así que interpretó en vivo una nueva canción de su próximo álbum de rock (“¿Cuántos de ustedes, los rockeros, me van a ayudar?”, preguntó, escudriñando la audiencia). Luciendo un enterizo de látex negro con grandes joyas de colores y una guitarra a juego en la que rasgó un solo, Parton cantó acompañada de Zac Brown en la guitarra y los coros. “Todavía tengo al rock and roll en mi alma country”, cantó. 

Su presentación incluyó a P!nk y Brandi Carlile interpretando “Coat of Many Colors” a dos voces, Sheryl Crow y Zac Brown Band cantando “9 to 5”, y un gran final con todos los flamantes miembros (menos Eminem, naturalmente) para una increíble versión de “Jolene”. 

O como mejor lo dijo Parton: “Este es un escenario repleto de estrellas, ¿verdad?” 

Eminem arrasa con un popurrí de éxitos 

Durante el discurso de Dr. Dre para la incorporación de su viejo amigo y colaborador Eminem, el superproductor recordó su primera sesión con él. El rapero emergente llegó al estudio en la casa de Dre, escuchó un tema inconcluso y enseguida tomó el micrófono para decir: “Hola, me llamo…”, con lo que creó lo que pronto sería un megaéxito. 

Eminem abrió su actuación muy acertadamente con ese tema, antes de mostrar de forma aún más apropiada su hipervelocidad con “Rap God”. Y después la cosa se puso mejor. Steven Tyler hizo una aparición sorpresa en “Dream On”, de la que Em tomó un sample para “Sing for the Moment”, al que siguió otra estrella invitada, Ed Sheeran. El ícono del pop, con su guitarra acústica en mano, ayudó a interpretar “Stan” lleno de pasión. El popurrí se desplazó a “Forever” antes de cerrar con “Not Afraid”. 

Pese a tratarse de un rapero de ojos penetrantes y versos feroces capaces de matar, su discurso, para el que se puso gafas, fue menos agresivo y más bien de agradecimiento, especialmente para Dr. Dre… o, como le llamó Em, “el hombre que me salvó la vida”. 

Duran Duran comparte noticias de peso 

Aunque puede decirse que Duran Duran fue recibido con los aplausos más fuertes de la noche, no todos los momentos que la banda pasó en el escenario fueron de celebrar. Después de ser incorporados con un discurso de Robert Downey Jr., en el que se reveló que la banda hizo una breve presentación en la fiesta por su 50o cumpleaños (hace siete años) y compartió el secreto de la longevidad (“calidad constante a lo largo del tiempo, y más bandas para la cabeza”), el líder de la banda, Simon Le Bon, cantó una poderosa aunque accidentada apertura a cappella de “Girls On Film”. Pese a que el sonido de la banda estaba defectuoso, el músico mantuvo su buen humor y bromeó: “Teníamos que demostrarles que no estábamos haciendo un doblaje”. 

Luego, tocaron “Hungry Like the Wolf” y “Ordinary World” con una orquesta antes de pronunciar un discurso conmovedor e inesperadamente triste. Simon comenzó leyendo una carta del exmiembro Andy Taylor, en la que explicaba su ausencia y revelaba que tenía cáncer de próstata en estadio 4. 

“De veras lo siento y estoy enormemente decepcionado de no haber podido asistir. Que no quepa duda de que estaba entusiasmado con todo el asunto. ¡Hasta compré una guitarra nueva con un tremolo esencial!”, decía la carta. “A veces dudaba que vería llegar el día. Sin duda alguna me alegra estar aquí para verlo”. 

Lionel Richie en duelo con Dave Grohl 

La historia que relató Lenny Kravitz en la incorporación de Lionel Richie, sobre cómo hace 25 años su abuelo interrumpió su primera sesión de improvisación, era difícil de superar. Pero a la mitad de la hermosa actuación de Richie, que abrió con “Hello” y cerró con baile en la divertida “All Night Long (All Night)”, le entregó a la audiencia un momento espectacular. 

Durante “Easy”, Dave Grohl hizo una aparición sorpresa, vistiendo un saco de terciopelo posiblemente inspirado en el que llevaba puesto el propio Richie, para ofrecerle su apoyo como primer guitarrista. Pero no fueron sus acordes los que se robaron el show, sino el cara a cara que se produjo entre ambos artistas luego que Richie le acercara el micrófono a Grohl. Y aunque fuera de contexto hubiera podido parecer que se trataba de un acalorado debate sobre cuál de los dos es menos demandante, la vehemencia de ambos fue lo que hizo patente la espontaneidad del evento. 

“Estamos celebrando una de las bromas más divertidas de mi vida”, dijo Richie, “porque de todas las canciones que compuse y grabé, mucha gente me dijo: ‘Estas son las canciones que van a destruir tu carrera’”. 

Olivia Rodrigo y Sara Bareilles encarnan a Carly Simon 

Sara Bareilles cumplió una doble función, tanto incorporando como actuando en honor a Carly Simon, quien no pudo asistir a la ceremonia. Bareilles interpretó maravillosamente la canción nominada al Grammy “Nobody Does It Better” antes de dar la bienvenida a otra intérprete al escenario: Olivia Rodrigo.

Rodrigo interpretó el clásico No. 1 del Hot 100 de Billboard “You’re So Vain”, descrito como “el mayor éxito que ha tenido a todos en vilo durante 50 años” en un videomontaje sobre Simon. Y sin embargo Rodrigo cantó con una claridad convincente, como si supiera exactamente quién era responsable. En el mismo paquete de video, Taylor Swift elogió a “Vain” como “la mejor manera con que alguien ha abordado una ruptura”. 

Como escribió Simon en una carta leída por Bareilles: “Me siento honrada, conmovida, orgullosa, superada, subcalificada y singularmente agradecida”. 

Judas Priest trae el fuego 

La única pirotecnia (ligera) de la noche vino gracias nada menos que a los rockeros de heavy metal Judas Priest. Como dijo Alice Cooper en su discurso de iniciación: “No quiero oír decir que el rock ha muerto, porque no es así”, afirmó, dando ánimo a la banda. “Judas Priest”, continuó, “es, en verdad, la banda de metal definitiva. El heavy metal no apareció hasta Judas Priest”. 

En las enérgicas interpretaciones de “Breaking the Law” y “Living After Midnight”, las chispas sirvieron de telón de fondo para el característico sonido de guitarras gemelas de la banda. “La gente subestima cuán popular es el heavy metal”, dijo Glenn Tipton. A lo que Richie Faulkner repuso: “Te rebelas contra el establishment hasta que te das cuenta de que eres el establishment… y aquí nos tienen, el Salón de la Fama del Rock and Roll… Me siento honrado y orgulloso de ser parte de él”. 

Rob Halford se expresó de manera igualmente conmovedora sobre el metal y aquel momento, aunque abrió con un poco más de chispa: “Soy el chico gay de la banda”, dijo, riendo. “En la comunidad del heavy metal todo está incluido, todos son bienvenidos… Nos interesa el poder, la emoción, la dedicación y el amor”. 

Pat Benatar y Neil Giraldo demuestran que el amor perdura 

Sheryl Crow incorporó al dúo de Pat Benatar y Neil Giraldo sosteniendo la portada de Rolling Stone en la que la pareja apareció en 1980. “¡Estaban buenísimos!” exclamó, señalando que tenía 18 años cuando salió ese número de la revista. Crow, una fan clara y ávida de ambos desde hace mucho tiempo, insistió: “Deberían haber ingresado hace muchos años… Al fin les dan lo que se merecen hacía tiempo”. 

Para celebrar, la pareja interpretó un poderoso conjunto de temas que incluyó “All Fired Up”, “Love Is a Battlefield” y “Heartbreaker”. Pero al pronunciar su discurso, esa ferocidad que vibra en los hits de Benatar pronto dio paso a la ternura. Mientras Giraldo hablaba de su hermosa y creciente familia (recién dieron la bienvenida a un nieto) y llamaba “Patricia” al amor de su vida, ella lo miraba con ojos muy abiertos, como si se acabaran de conocer. 

Eurythmics resplandece en trajes brillantes a juego 

Luego que The Edge abrió su discurso alabando a las mujeres de Irán, citó vagamente a Oscar Wilde diciendo que “el deber del artista es hacer cosas hermosas”. Y ningún artista, a su juicio, encarnaba mejor ese sentimiento que Eurythmics. 

Ambos parecieron decididos a demostrarlo con un conjunto de canciones que incluyó una interpretación vibrante y estimulante de “Sweet Dreams (Are Made of This)”. Y cuando ambos cantaron con insistencia “Keep your head up!” (¡Mantén la cabeza en alto!”), fue claro que la canción resuena ahora más que nunca: el indicio de cualquier verdadero clásico. 

Llegado el momento de que Annie Lennox hablara, recibió una estruendosa ovación a la que reaccionó con asombro: “Oh, guao”. El resto de su discurso tuvo más fuerza, al decir cómo, por naturaleza, “nosotros, los músicos, somos personas pacíficas… difundimos amor por todo el mundo, no odio ni división. Unimos a la gente”. 

Terry Lewis habla más que nunca 

Para honrar a los grandes Terry Lewis y Jimmy Jam, su amiga y colaboradora de toda la vida Janet Jackson lució el mismo look que tuvo para la portada de Control en 1986, algo apropiado, considerando que según ella ese álbum fue la primera vez que alguien le preguntó de qué quería hablar. Con Terry y Jimmy, dijo, “se sentía como niños jugando en una caja de arena” y además escuchaban. “Esas historias [que compartí] se convirtieron en la base del álbum Control, y ese álbum suena fresco hasta el día de hoy”, dijo. 

Quizás inspirado por el discurso, en el que Jackson también detalló el impresionante historial de los dos artistas, que han trabajado con Aretha Franklin, Mariah Carey, George Michael, Usher, “mi hermano Michael” y muchos más, Terry tomó el micrófono. Habló largo y tendido de su gratitud, especialmente por su madre, que solía gritarles a él y a Jimmy que bajaran el volumen cada vez que hacían música en el sótano. “Así que gracias, mamá, por tolerar todo ese ruido”. 

La respuesta de Jimmy fue simple: “Eso es lo más que he escuchado a Terry hablar en toda mi vida”. 

Jimmy Iovine da una lección clave 

Como dijo Bruce Springsteen bromeando en su discurso de incorporación de Jimmy Iovine, haciendo referencia a sus primeros encuentros cuando Iovine trabajaba en un estudio, “[Jimmy] vino con los muebles”. Estar integrado en el estudio fue increíblemente beneficioso cuando, un día, el manager de Springsteen le preguntó a Iovine si podía producir. “Jon [Landau] me miró y dijo: ‘¿Puedes hacer esto?’. Quiero agradecerme a mí mismo por tener las agallas para decir ‘SÍ’”. 

Resultó que podía hacerlo, gracias a quienes le habían enseñado un par de cosas. Y ahora, la idea de trasmitirlo informa la vida cotidiana de Iovine. “Técnicamente me retiré hace cinco años… pero en realidad no”, bromeó. “Agradece a las personas que te asesoraron y trata de ser mentor de alguien más siempre que puedas, porque la verdad es que nadie llega a un momento como este por sí solo”.