×
Skip to main content

20 Preguntas con Raphael: ‘Siempre preparado’, aún seis décadas después

Próximo a cumplir 80 años, el emblemático artista español habla de longevidad, la importancia del equilibrio y ese dueto soñado que no llegó a hacer.

Si hay alguien siempre listo para subirse a un escenario, ese es Raphael.

“¡Yo siempre estoy preparado!”, dice el legendario artista a Billboard Español desde su casa en Madrid. “Sólo me tienen que decir dónde y la hora”, agrega riendo.

A sus 79 años, Raphael se mantiene tan ocupado como de costumbre. Tan solo este año se ha embarcado en una gira de aniversario — Raphael 6.0 — que termina el sábado (17 de diciembre) en la capital española tras más de 60 fechas. También ha lanzado Victoria (Virgin Music Spain), un álbum conceptual con 11 canciones que van del pop casi operático “Desde el principio” hasta la dulce y melancólica “Onze” con Pablo López, autor y productor de todas las piezas del disco.

Explorar

Explorar

See latest videos, charts and news

See latest videos, charts and news

Y, en septiembre, recibió el Premio a la Trayectoria en los Premios Billboard de la Música Latina por su “excepcional carrera profesional y sus contribuciones artísticas y personales” que han influido en el desarrollo de la música latina en todo el mundo.

Relacionadas

Conocido por clásicos como “Yo soy aquel” y “En carne viva”, Raphael comenzó su carrera en 1962 ganando los primeros lugares del Festival Internacional de la Canción de España en Benidorm. Desde entonces, ha grabado más de 60 álbumes y vendido más de 70 millones de discos.

En las listas de Billboard, ha obtenido seis entradas en Hot Latin Songs de las cuales “Toco madera” le otorgó el puesto más alto, el No. 2, en 1988. En el Top 10 también tuvo “Maravilloso, corazón, maravilloso” de 1989 (No. 7) y “Escándalo” de 1992 (No. 9). Asimismo, cuatro de sus álbumes entraron en la lista Top Latin Albums y 12 a Latin Pop Albums, incluyendo Las Apariencias Engañan de 1988, que alcanzó el No. 3 y pasó un total de 43 semanas en el chart.

Además de mantenerse activo y relevante en la industria musical, Raphael conserva su gran carisma, su buen humor y la destreza histriónica de su inconfundible voz. En la entrevista con Billboard Español, habló sonriente sobre el secreto de su longevidad y la importancia de mantener el equilibrio entre la vida profesional y personal (el cantante y su esposa, Natalia Figueroa, celebraron en julio sus Bodas de Oro rodeados de familiares y amigos), y recordó ese dueto soñado que nunca llegó a cantar con su gran ídolo, Édith Piaf.

Sin más preámbulos, nuestras 20 Preguntas con Raphael.

1. ¿Cómo cuida su voz?

Pues fíjate que yo cuidados especiales nunca he tenido. Lo que sí hago mucho es no descuidarme. Lo que quiere decir [no] salir cuando hay relente por las noches, eso pues trato de evitarlo porque eso es fatal para la voz. Luego, soy una persona que no toma cosas frías, no fumo, no bebo, y bueno, todo eso unido te ayuda bastante.

2. ¿En cinco palabras, cómo describiría el álbum Victoria?

¿Cinco palabras? Eso es muy difícil. (Risas). Muy original, muy directo, y hablando sin embargo sobre mi vida, sobre mis cosas.

3. ¿Cuál es la canción más personal para usted del álbum?

“Victoria”. “Victoria”, y “De tanta gente” también. De las otras, “Mariposa” es una maravilla, ¡y es que me gustan todas! (Risas). Bueno, y la canción por excelencia impresionante que durará toda la vida es “Lo saben mis zapatos”. Además me lo está demostrando el público, porque ya la estoy cantando en persona y se pone toda la audiencia en pie — tremendo, tremendo.

4. Su actual gira lo tiene recorriendo todo el mundo. Creo que conté 65 fechas.

Sí. Y yo todavía no he terminado. Esta gira va a terminar el 17 de diciembre. Mañana estoy en Bilbao, al otro día estoy en Granada, al otro día haciendo televisión para las Navidades — que soy el encargado de llevar la Navidad a todos los españoles, este lindo país maravilloso que es el mío. Y después voy a descansar un poquito aunque la gente no se lo cree. (Risas). Voy a descansar como unos tres, cuatro meses, para reemprender una gira muy importante a partir de final de julio.

5. ¿Cómo se prepara uno para una gira tan grande?

¿Sabes lo que pasa? ¡Es que yo siempre estoy preparado! Estoy dispuesto, siempre. Sólo me tienen que decir dónde y la hora. (Risas).

6. Me dijo que con la voz no hace nada especial más allá de cuidarse para mantenerla, pero físicamente, ¿cómo se mantiene en forma? ¿Tiene alguna rutina de ejercicio?

No, no. No hago ejercicio. Lo confieso, me aburre muchísimo hacer ejercicio. Yo es que no conozco a ningún artista que le guste hacer ejercicio. Desde luego yo no. (Risas).

7. ¿Dieta?

Mira, yo como de todo, lo que no como es mucho. Me gusta mucho la verdura, soy muy sano para comer. Me gusta mucho la pasta [también]. Y luego ya de meterme en comidas serias de carnes y pescados y esas cosas, yo entiendo que es muy bueno, pero yo no le tengo mucha afición.

8. El año que viene cumple 80 años (el 5 de mayo). ¿Dónde y cómo planea celebrarlo?

En donde siempre lo he hecho, en mi casa, con mi gente y mis amigos y amigas, familia. Muy normales.

9. En retrospectiva, ¿cuál ha sido para usted el mayor precio de la fama?

Es que yo no consiento pagar precios por esas cosas, no. Yo en mi vida he hecho lo que he tenido que hacer, lo que he creído conveniente hacer. Me he casado con quien me he tenido que casar, he tenido los hijos que he querido tener — y mi mujer también, claro (risas) — y los amigos que tengo pues los conservo de siempre. No he hecho grandes esfuerzos por ser famoso; tampoco lo he dejado abandonado. He dejado marchar la vida con interés, porque me encanta vivir, y me encanta sobre todo hacer vivir a la gente, verla enfrente mío es una cosa impagable para mí. Verlos en frente levantados, puestos en pie, ese es el mayor regalo que me hace a mí la naturaleza.

10. No muchos alcanzan ese tipo de equilibrio entre una carrera en la industria musical y su vida personal. ¿Algún consejo en este sentido para los artistas que están empezando?

Yo que ellos haría siempre lo que yo quisiera hacer siempre y cuando esté bien, que no perjudiques a otras personas, que puedas vivir una vida libre sin molestar a los demás, porque los demás no tienen la culpa de que tú estés tan enloquecido con tu carrera. Portarse bien con los demás para que se porten bien contigo. Y vivir la vida, y sacarle el partido máximo a querer mucho a la gente que quieres, a tus hijos, a tu mujer, a tus amigos. Y adorar la profesión que tengo la suerte de poder ejercer día a día.

11. ¿Cuál es el dueto soñado que no ha logrado grabar, ya sea porque el artista ya no está vivo o simplemente porque no se haya dado?

Que no esté vivo es salvable; yo he cantado con muchas personas que ya no estaban en este mundo. Lo que es insalvable es poder cantar en persona con el ídolo de toda tu vida, que es Édith Piaf. Eso sí es complicao. Pero aún sí, sigo grabando con ella. Además llega un momento que te lo crees, y como yo la conocí además y días después de su muerte me vestí en el mismo camerino [de ella] en el Olympia París, pues nos atan muchas cosas. De tanto hablar de ella y de tanto cantar con ella, me he creído que todo eso ha pasado de verdad.

12. ¿Llegó a conocerla en persona?

No, no llegué a conocerla en persona. Estábamos contratados para un mismo sitio en la ciudad de Valencia, y ella se puso enferma y se quedó en París y me mandaron a Juliette Gréco a sustituirla. Canté con la Gréco y ansiaba que llegara el día que pudiéramos juntarnos. Y no. Cuando yo pude ir al Olympia meses después, ella había fallecido.

13. ¿Qué edad tenía la primera vez que oyó a Piaf y qué canción fue?

“La Foule”. Yo tendría 17 años.

14. ¿Y qué sintió cuando la escuchó?

¡Primero me enfadé mucho! (Risas) Porque “La Foule”, la traducción es la locura de la gente, la tradujo al francés el poeta Jean Cocteau especialmente para Piaf. Era una canción muy conocida por el público latino, porque en realidad esa canción se llama “Que nadie sepa mi sufrir”, y yo la he cantado así millones de veces — “Amor de mis amores…” (canta).

16. ¿Cuál es el mejor recuerdo que guarda de su infancia?

Pues quizás el nacimiento de mi hermano más pequeño, porque fue todo un acontecimiento, ¡como si fuera mi hijo! Yo tenía 9 años. Es lo que recuerdo más de mi niñez. ¡Y luego el coro! Yo era el solista de voz primera, era la estrella del coro, y todos los acontecimientos que se vivían tanto en la iglesia donde yo iba como en los festivales que hacían, pues yo era el protagonista. Era el más pequeño y además era el solista.

17. ¿Cuál ha sido su secreto para tener una carrera tan longeva? No muchos artistas llegan a cumplir 60 años activos en la música.

No, poca gente en realidad. Bueno, yo creo que la afición que yo tengo es decisiva en mi vida para todo. Yo no concibo mi vida sin cantar, y sin estar cantando todo el día. O estar pensando “¿qué voy a cantar mañana?” o “pues esta ya no me gusta, voy a cambiarla”. Yo siempre estoy merodeando la profesión.

18. ¿El regalo más lindo que le ha dado su carrera?

El público.

19. Si pudiera cantar una sola canción por el resto de su vida, ¿cuál sería?

Pues fíjate, ¡“La Foule”!

20. ¿En francés o en español?

¡En español! “Que nadie sepa mi sufrir”.