×
Skip to main content

Por qué Miley Cyrus no necesita darle crédito en ‘Flowers’ a Bruno Mars

El nuevo éxito del Hot 100 parece hacer referencia a "When I Was Your Man" de Mars, pero no muestra ni interpola ningún elemento melódico de la canción.

Con las numerosas teorías de los fans dando vueltas en la red desde que Miley Cyrus lanzó su No. 1 del Billboard Hot 100 “Flowers”, se ha prestado particular atención a su relación con el No. 1 de Bruno Mars de hace una década, la balada sobre un amor no correspondido “When I Was Your Man”.

Explorar

See latest videos, charts and news

See latest videos, charts and news

Muchísimos fans han señalado la similitud lírica entre ambas canciones, particularmente en sus estribillos: “Flowers” hace eco de muchos de los sentimientos de pesar de Mars desde una perspectiva opuesta e inamovible. (Por ejemplo, Mars se lamenta en “Your Man” de que “debí haberte comprado flores… llevado a todas las fiestas, porque todo lo que querías era bailar”, mientras que la letra de “Flowers” de Cyrus dice “puedo comprarme flores… puedo sacarme a bailar”). La conjetura detrás de la referencia se centra en que la canción es una de las favoritas de Liam Hemsworth, algo que refuerza la idea de que “Flowers” es una especie de despedida para el ex de Cyrus en la vida real. El entusiasmo por ambas canciones fue suficiente para darle a “Your Man” un incremento de casi 20% en streams semanales tras el lanzamiento del nuevo sencillo de Cyrus.

Relacionadas

Dado que la relación entre ambas canciones parece obvia para los fans, muchos en redes sociales se han preguntado si Mars o los coautores de “Your Man”, Andrew Wyatt, Philip Lawrence y Ari Levine, merecen créditos de composición en “Flowers”. Hasta cierto punto, este tipo de cosas (ofrecer créditos de composición a fuentes obvias de inspiración musical) se ha convertido en una práctica común en las nuevas canciones de artistas populares, incluso si no hay una muestra directa y el uso de una interpolación es algo discutible sujeto a interpretación. Entre los casos sonados de ese fenómeno está el de Olivia Rodrigo, que agregó a Hayley Williams y Josh Farro de Paramore a los créditos de “Good 4 U” debido a las similitudes con su “Misery Business”, y el de Beyoncé, que incluyó a Fred McFarlane y Allen George, escritores de “Show Me Love”, en los créditos de su “Break My Soul” debido a algunos elementos parecidos al exitazo de Robin S.

Sin embargo, el caso de “Flowers” y “When I Was Your Man” es un poco diferente. Los ejemplos mencionados anteriormente se basaron principalmente en similitudes sonoras (melódicas, rítmicas y texturales) de naturaleza lo suficientemente cercana como para que se pudieran haber infringido los derechos de autor del original. Sin embargo, no solo no hay muestras directas o interpolaciones obvias entre “Flowers” y “Your Man”, tampoco hay superposiciones sónicas importantes: no hay melodías o ritmos compartidos obvios, ni similitudes importantes en las texturas de producción. Cuando Cyrus canta “puedo comprarme flores”, por ejemplo, lo hace con una cadencia y una melodía propias, sin ninguna similitud significativa con la forma en que Mars cantó “debí haberte comprado flores”.

Las únicas similitudes obvias, entonces, están en las letras de las canciones, que no son idénticas pero comparten elementos e ideas, y el mero uso de algunas de las mismas palabras de una canción anterior no se considera motivo de infracción.

“Este es un excelente estímulo para las teorías de los fans, pero los abogados no deberían tener nada que ver con eso”, dice Joseph Fishman, profesor de la Facultad de Derecho de Vanderbilt en Nashville y experto en derecho musical. “No hay créditos de compositores para los escritores de ‘When I Was Your Man’ porque no debería ser necesaria ninguna licencia”.

El discutible uso de Cyrus de la letra de Mars como punto de referencia para su propia expresión ciertamente no carece de precedentes, al haber sido la “canción de respuesta” un elemento básico de la música popular durante mucho tiempo. Existen ejemplos de este tipo de respuestas (“I Got a Job” de The Miracles, “I Found a Job” de The Heartbeats) al clásico “Get a Job”, un dowop de los años 50 de The Silhouettes, la réplica de Lynyrd Skynyrd a la reacción de Neil Young a “Southern Man” en su clásico de rock sureño de los 70 “Sweet Home Alabama” (“Espero que Neil Young lo recuerde/ El hombre sureño no lo necesita a fin de cuentas”) e innumerables discos de rap que se remontan a las Guerras de las Roxanne a mediados de los 80, cuando el grupo masculino de rap U.T.F.O. y las raperas Roxanne Shanté y The Real Roxanne (entre otras) intercambiaban pullitas en respectivos sencillos. Aunque muchos de estos incluían referencias a sus predecesores en las letras, la mayoría no incluía créditos de composición adicionales para los intérpretes de esas canciones.

“Líricamente, seguro, hay suficiente similitud para hacer que los oyentes piensen que ‘Flowers’ está respondiendo deliberadamente a la canción anterior”, dice Fishman. “Pero incluso si asumimos que eso es cierto, ¿y qué? El uso de una canción para replicar a una canción anterior no es, en sí, una infracción. John Mayer y Taylor Swift no necesitan licencias cruzadas cuando se escriben canciones”.

¿Significa todo esto que no hay posibilidad de que Mars y sus coescritores finalmente se agreguen como coautores de los créditos de “Flowers”? No necesariamente: esté o no esté Cyrus protegida legalmente de los recursos legales de los autores de “Your Man”, en última instancia, puede decidir agregarlos de todos modos como un acto de buena voluntad y con el deseo de evitar más conflictos, particularmente con toda la atención que la similitud entre ambas canciones ha generado en las redes. No es raro que se agreguen créditos de composición a una canción después de su lanzamiento inicial, como fue el caso de “Good 4 U” en 2021, a menudo después de un período de negociaciones entre las partes interesadas. Pero si los nombres de Mars y sus coautores no aparecen en los créditos, es poco probable que Cyrus tenga la responsabilidad legal de darles “flores”.