×
Skip to main content

Nominaciones al Grammy 2023: Desaires y sorpresas

Varios aspirantes a mejor artista nuevo quedaron fuera de la lista.

No es de sorprender que Adele y Beyoncé se enfrenten nuevamente en las tres grandes categorías de los Grammy, o que Harry Styles, Kendrick Lamar y Lizzo se sumen a la puja. Pero hubo muchos desaires y sorpresas en otros rincones en la lista de candidatos a la 65ª entrega anual de los premios Grammy. 

Explorar

See latest videos, charts and news

See latest videos, charts and news

Echa un vistazo. 

Relacionadas

Desaire: Nicki Minaj: Minaj expresó su descontento con la Academia, que movió “Super Freaky Girl” del rap al pop. A Minaj le hubiera resultado mejor estar nominada en rap que en pop. Por supuesto, el papel de la Academia no es poner grabaciones en la categoría en que al artista nominado le sea más fácil ganar, sino en la categoría en que encajan. Nunca sabremos si Minaj habría sido nominada en rap, pero sí sabemos que no fue nominada en pop. 

Sorpresa: ABBA: El grupo sueco recibió su primera nominación en cualquier categoría el año pasado cuando “I Still Have Faith in You” fue candidata a grabación del año. Aún así, a algunos les pareció una casualidad. No fue casualidad. El grupo está de vuelta en esa categoría este año con “Don’t Shut Me Down”, y también obtuvo una nominación a álbum del año por Voyage. 

Desaire: Morgan Wallen: Wallen es uno de los artistas musicales mejor vendidos de los últimos años, pero aún no ha obtenido una nominación al Grammy. Por un año o más, Wallen se volvió radiactivo en las entregas de premios tras haber sido capturado en video usando una palabra denigrante para los afroamericanos a principios de 2021. Pero fue nominado en dos categorías clave de los Premios CMA de la música country el 9 de noviembre: artista del año y vocalista masculino del año. Se le dio entrada y cumplía los requisitos para nominaciones en varias categorías clave de los Grammy, incluyendo grabación y canción del año, mejor interpretación country solista y mejor canción country, todas por “Wasted on You”, pero le pasaron por alto en todas las categorías. 

Sorpresa: Mary J. Blige: la reina del hip hop/soul tiene un amplio atractivo, pero pocos creyeron que tenía buenas posibilidades de obtener nominaciones tanto para grabación del año (su segunda) como para álbum del año (su primera). La actuación de Blige en el show del medio tiempo del Super Bowl de este año, por la que ganó un Primetime Emmy, le recordó al público cuánto gusta esta artista. 

Desaire: Em Beihold, Dove Cameron, GAYLE, Tate McRae y Lauren Spencer-Smith: cinco jóvenes estrellas prometedoras del pop, todas las cuales han estado en el Top 20 de la lista Billboard Hot 100, fueron descartadas para las nominaciones a mejor artista nuevo. En los últimos años, probablemente habrían sido los favoritos para las nominaciones. (GAYLE obtuvo una nominación a canción del año por su encantadora “abcdefu”). 

Sorpresa: DOMi & JD Beck, Samara Joy, Tobe Nwigwe: Estos nominados a mejor artista nuevo probablemente hagan que muchos recurran a Wikipedia. No les servirá de mucho en el caso de Joy, una vocalista de jazz que aún no tiene una página en Wiki. 

Desaire: Música country: ningún artista country logró entrar en las cuatro grandes categorías, lo que sucede con demasiada frecuencia. Lainey Wilson, que ganó el Premio CMA a artista nuevo del año, fue descartada como mejor artista nuevo. “Wasted on You” de Morgan Wallen, y “’Til You Can’t” de Cody Johnson, no fueron nominadas a canción del año. American Heartbreak de Zach Bryan, Growin’ Up de Luke Combs, y Palomino de Miranda Lambert, fueron descartados como álbum del año. Ningún álbum country ha recibido una nominación al álbum del año desde Golden Hour de Kacey Musgraves hace cuatro años (cuando ganó el premio). El country es un género importante y debería recibir más atención de quienes votan en los Grammy. La Academia podría tener un mejor desempeño en esto. 

Sorpresa: Coldplay: El grupo consiguió su tercera nominación a álbum del año; su segunda en los últimos tres años. A nadie sorprende el éxito continuo del grupo, ¿pero quién iba a esperar que Coldplay fuera uno de los dos únicos artistas (incluyendo a Taylor Swift) en obtener dos nominaciones a álbum del año en los primeros tres años de la década de 2020? 

Desaire: Encanto: Encanto dominó la cultura pop en los primeros meses de 2022, pero no recibió ningún cariño en las cuatro grandes categorías. Encanto está nominada a tres premios en el campo de música para medios visuales, pero fue soslayada en los apartados superiores. Para Lin-Manuel Miranda ganar un Premio Pulitzer fue más fácil que obtener una nominación al Grammy en una de las cuatro grandes categorías. 

No es un desaire: Sam Smith y Kim Petras: Su canción “Unholy” fue nominada a mejor interpretación pop de un dúo/grupo, pero no fue incluida entre las candidatas a grabación y canción del año. Sin embargo, esto no se puede tildar de desaire. El impactante sencillo, lanzado apenas ocho días antes de la fecha límite del 30 de septiembre, en realidad no tuvo tiempo de inscribirse antes de que la votación en la ronda de nominaciones cerrara el 23 de octubre. Esta es la primera nominación para Smith en cualquier categoría desde que ganó cuatro Grammys, incluyendo a grabación y canción del año por “Stay With Me” hace ocho años. 

Sorpresa: Randy Rainbow: A todos nos encantan las parodias de canciones que hace Rainbow, ¿pero quién podía imaginar que conseguiría su primera nominación al Grammy al mejor álbum de comedia? Se enfrenta a pasados campeones en esa categoría — Dave Chappelle, Louis C.K. y Patton Oswalt — y al siete veces nominado Jim Gaffigan.