×
Skip to main content

Julieta Venegas recurre al pasado para enriquecer su futuro en ‘Tu historia’: Entrevista

La cantautora mexicana encuentra una nueva intimidad, sin perder la vista en el camino.

Julieta Venegas valora el pasado para enriquecer el futuro, mientras explora las diferentes facetas de historias personales. Ese es el núcleo de Tu historia, su octavo álbum de estudio, en el que la cantautora mexicana rechaza la mentalidad mainstream, lanza con disquera independiente y cierra un círculo para encontrar más intimidad.

Explorar

Explorar

See latest videos, charts and news

See latest videos, charts and news

Y en su camino hacia atrás, también vuelve a visitar sus raíces en Tijuana, que fue la inspiración de su introspectiva balada de guitarra “La nostalgia”, y donde filmó algunos videos musicales.

Relacionadas

Venegas no es de las que escriben letras insípidas solo porque puedan ser pegadizas; posee la rara cualidad de escribir letras memorables y reverentes con aparente facilidad. “Respira el tiempo te hará bien / Algo has aprendido y lo llevarás contigo, ya vas a ver / Deja tu pasado ser parte de ti”, canta en el tema que da título al álbum junto a sus inconfundibles riffs de acordeón.

Al conversar con la artista, es modesta sobre sus muchos talentos. Además, puede tocar casi cualquier instrumento que tenga teclas o cuerdas. El año pasado la tijuanense incluso colaboró con el súperastro Bad Bunny en “Lo Siento BB:/”, y afirma que tener mayor exposición nunca es el motor — se trata del arte y de experimentar con texturas sonoras. 

Su nuevo álbum fue producido por el músico chileno Álex Anwandter, quien quedó sumamente impresionado con el nivel de la artista. “Cuando estaba con ella en el estudio, pensaba, ‘Guau, por eso le va increíblemente bien a Julieta, porque es una genia’”, dijo a Billboard. “Y ver un genio trabajando para mí era muy impresionante y muy lindo”.

La cantautora se convirtió en una superestrella del pop internacional a principios del nuevo milenio con , su tercer álbum. Para algunos de sus viejos seguidores en la época indie de los 90, fue el equivalente de Bob Dylan enchufando su guitarra eléctrica en un festival de folk. Venegas fue una vocalista y compositora destacada en la escena punk mexicana con la banda Tijuana No!, y como solista (Aquí de 1998, y Bueninvento de 2000) con el productor Gustavo Santoalalla (Café Tacvba, Maldita Vecindad, Molotov). “No me gusta quedarme quieta y decir ‘yo hago rock’”, afirma. “Yo no hago rock, yo hago canciones”.

Mientras vivía en Ciudad de México, publicó algunos de sus mejores trabajos, como Limón y Sal (2006), que entró en el Billboard Global 200, Los Momentos (2013) y Algo Sucede (2015), que debutó en el No. 1 de la lista de Latin Pop Album. A finales del mes, presentará Tu Historia en Los Ángeles y Nueva York. También actuará en el ecléctico festival angelino Bésame Mucho, junto con Los Tigres del Norte, Caifanes, Zoé y Café Tacvba, entre otros.

Venegas conversa con Billboard Español desde Argentina, donde vive, para arrojar luz sobre su historia.

Sobre el concepto de Tu historia y algunas canciones: 

Tu historia es el disco, pero son muchas historias. Son diferentes canciones que tienen que ver con todo — amistad, amor, desamor, de todo. Lo que está hablando [la canción homónima] es que tomes tu pasado y no lo abandones. No pienses que tienes que borrarlo. 

Y “En tu orilla” está inspirada por un poema del poeta chileno Raúl Zurita. Le está pidiendo a [un ex] que cuando pase el tiempo, lo siga guardando en una orilla. Es un pedido que se me hizo muy tierno porque le está pidiendo a alguien — a pesar de que ellos dos terminaron la historia — que lo tenga en algún lugar. 

Sobre su proceso creativo y su colaboración con Álex Anwandter

Con Álex, somos amigos desde hace muchos años. De hecho, hemos colaborado juntos en otro disco de él [Amiga de 2016] y nos vemos bastante. Le conté que estaba haciendo estas canciones, y le pedí que las escuchara para decirme si tenía algo para un disco. De ahí surgió la plática de “oye, pues yo quiero trabajar contigo”. 

La cosa más importante es la elección de las canciones, el repertorio. Ahí está el principio de todo, la esencia del disco. Álex es de ese tipo de productor. Primero, enfoquémonos en que las canciones estén buenísimas, para de ahí empezar a pensar en el sonido. A mí me gustaba mucho la idea de tener los elementos acústicos, pero también metiendo mucho sintetizador. Y él es muy de los sintetizadores, también es violinista. De las diez canciones, como siete tienen cuerdas.

Sobre su transición de Sony a una disquera independiente

Yo creo que hay que probar diferentes rutas. Desde Algo Sucede, yo ya lo había hecho con una distribución de Sony. O sea, poco a poco, naturalmente se estaba dando que yo me separaba de una estructura tan grande. Yo quería trabajar a una medida más chica, quizás construirlo todo de una manera más personal con mi equipo. No sé si me identificaba tanto con la estructura tan gigante que requiere una disquera tan grande, o como una trasnacional. Me gusta mucho lo que significa trabajar con una distribuidora como Altafonte. Se involucra en la parte de la promoción y el marketing. O sea, si alguien va a ser la figura disquera voy a ser yo. Me interesó esa nueva manera de hacer las cosas.

Del punk subterráneo y el indie rock a ser una gran potencia del pop

Primeramente, las canciones son las que definen todo, y siempre veo las canciones desde el punto de vista de la composición. Empecé a componer con Chantaje, el grupo anterior a Tijuana No!, y ahí aprendí un montón. Después, me puse a experimentar más en mi manera de escribir. Más adelante, en mi tercer disco, , me gustó la idea de probar otro tipo de composiciones más simples, porque yo venía haciendo discos más complejos. Era una composición más intuitiva y jugaba mucho con las estructuras. Soy muy curiosa y siempre me gusta probar cosas diferentes. Luego ya ves qué estilo le quieres dar, si lo quieres más electrónica, más acústica, o más rockera; si le pones guitarra eléctrica distorsionada, o un charango. 

No me gusta quedarme quieta, y decir “yo hago rock”. Yo no hago rock, yo hago canciones. De hecho, casi no hay guitarra eléctrica en mi [nuevo] disco. Hay como dos en un par de canciones, pero detallitos. Siempre he sido más el piano, acordeón, cajas de ritmos, sintes — esos son mis elementos a los que no puedo evitar siempre volver.

Sobre su colaboración con Bad Bunny y Tainy en “Lo Siento BB:/”

Es una canción de Tainy, en realidad. Tainy, el productor de Bad Bunny, fue el que me llamó. Ha producido a un montón de artistas de reggaetón, del urbano y también del pop. Él empezó programando para artistas de reggaetón, pero se ha extendido. A mí me gusta mucho porque tiene una visión muy amplia de la música, y yo coincido mucho con esa visión. Él abarca hacer estos juntes con personas que vienen del lado pop, folk, la música mexicana… Básicamente [me] dijo: “Me gustaría mucho que escribas una respuesta a lo que está diciendo Benito”. Me pareció súper generoso y a la vez me dio un espacio amplio para poder expresar lo que me nacía de la canción. Originalmente la canción iba a ser cantada por Benito, y lo mío quedaba al final, como una especie de interludio. Pero al final ellos decidieron ponerla como introducción, y a mí me encantó.

Sobre filmar videos musicales en la frontera y Tijuana

El video de “La nostalgia” fue grabado en la carretera de Tecate; y el de “Tu historia” lo filmamos en Tijuana. Los dirigió Nicolasa Ruiz, una directora originalmente de Mexicali que vive en la Ciudad de México, y yo tenía ganas de filmar en esos paisajes. Me puse a buscar gente y llegué a Nicolasa por medio de mi hermana y amigas. Me gustó muchísimo su trabajo, porque es muy personal, muy fuera del mainstream. Tiene una visión muy bonita y biográfica que cuenta historias. Ella no había dirigido videos, pero me pareció como un lindo encuentro con ella.

Yo me fui muy chica de Tijuana, pero es un lugar que siempre me sigue jalando y regresando a pensar de mi infancia y adolescencia. Ahí es donde yo siento que me formé como persona, es mi tierra. [Estar en Tijuana] es todo un paquete: ver a mi familia, a mis amigos, comer, y el paisaje. El Pacífico nos da este frescor playero bajacaliforniano y el desierto. Esa combinación de clima y paisaje es muy único.