×
Skip to main content

Cantautoras de 95 y 25 años empatan como mejor artista nuevo en los Latin Grammys

Angela Alvarez y Silvana Estrada reciben una gran ovación con sus discursos de aceptación.

Angela Alvarez tiene 95 años. Silvana Estrada 25.

Ambas hacen música acústica ligada a las tradiciones de sus respectivos países de origen: Cuba para Alvarez, México para Estrada. El jueves (17 de noviembre) por la noche, las dos se encontraron en el escenario de los Latin Grammy 2022 en un empate en la categoría de mejor artista nuevo.

Estrada, quien ha sido elogiada como una de las voces nuevas y brillantes de la música latina, era una gran favorita para ganar el premio. En cuanto a Alvarez, la velada fue una conclusión emotiva en su improbable búsqueda no solo de un Grammy latino, sino en una categoría para artistas emergentes, a los 95 años. 

Relacionadas

Explorar

See latest videos, charts and news

See latest videos, charts and news

La vacilación de los votantes entre una larga carrera por delante y la emoción de honrar una carrera encontrada tarde en la vida fue evidente en los resultados. 

“No preparé un discurso”, dijo entre lágrimas Estrada, hija de lutiheres y compositora de canciones exquisitas. “Pero como mujer, este premio ya era nuestro porque este año la categoría de mejor artista nuevo tiene mayoría de mujeres, así que este premio es de todas y más aún porque tengo aquí a esta señora maravillosa que desde que la vi me sacó las lágrimas”. 

Estrada, la primera artista latina firmada por el sello independiente Glassnote Records, finalizó su discurso agradeciendo a sus padres “por enseñarme que la música vale la pena y que hay que vivir la vida con felicidad”. 

Alvarez no lloró cuando dio su discurso. Con ojos y voz clara, agradeció metódicamente a una larga lista de personas, incluido el actor y director Andy García, quien produjo un documental sobre ella y la invitó a participar en su película Father of the Bride (El padre de la novia). 

“Me gustaría agradecer a la academia y a todos aquellos que me han ayudado a llegar a este momento”, dijo. “Muy especialmente a los músicos Misha’al Al-Omar. A Andy García y a toda mi familia, y muy especialmente a mi (difunta) hija Marucha, que yo sé que ella está disfrutando de este momento y se siente muy orgullosa de su madre”. 

Terminó agradeciendo específicamente a su nieto, el compositor y productor Carlos José Alvarez, quien estaba de pie a su lado. 

“Él fue el que me ayudó a que yo llegara aquí a este momento”, dijo de su nieto, quien la animó a grabar su música. “Quiero dedicar este premio a Dios y mi patria querida, Cuba, que nunca podré olvidar. Y también a aquellos que no han realizado su sueño; aunque la vida es difícil, siempre hay una salida, y con fe y amor lo pueden lograr. Se los prometo que nunca es tarde. Los amo a todos, que Dios me los bendiga”. 

El público les dio a ambas ganadoras una ovación de pie.