×
Skip to main content

Google celebra legado de Tito Puente con nuevo Doodle animado

El Rey del Timbal ayudó a poner el pop latino en el mapa mundial con sus éxitos atemporales, que abarcan el mambo, la salsa y el jazz afrocubano, entre otros.

Con sus ritmos alegres y un talento magistral que le mereció el apodo del Rey del Timbal, Tito Puente redefinió el pop latino durante la mitad del siglo XX. El músico neoyorquino de origen puertorriqueño puso en el mapa mundial géneros caribeños como el mambo, la salsa, el bugalú, el chachachá, la rumba, la guaracha y el jazz afrocubano. Sus composiciones energéticas y bailables han perdurado mucho más allá de sus años. 

Relacionadas

Explorar

Explorar

See latest videos, charts and news

See latest videos, charts and news

En honor a su legado, Google conmemora a Tito Puente con un Doodle animado de un minuto y cinco segundos publicado la tarde del lunes (10 de octubre), ilustrado por el artista puertorriqueño afincado en Nueva York Carlos Aponte. “Tito formó parte de mi experiencia musical al crecer en Puerto Rico. Mi tía me presentó a Tito Puente a través de La Lupe, una cantante famosa en Puerto Rico y Nueva York”, revela el ilustrador. “Tito era como un Svengali para talentos como Celia Cruz. Era un nombre muy conocido. Así que Tito formó parte de mi banda sonora puertorriqueña”.

Con la animada “Ran Kan Kan”, el video traslada a los espectadores a la infancia de Tito en la calle 110 y la 3ª avenida del Spanish Harlem, donde el artista en ciernes golpea ollas y sartenes en su habitación adornada con una bandera puertorriqueña. Sigue las distintas facetas de Tito como músico, mostrándolo como director de banda de un barco de la Armada estadounidense (Puente sirvió durante la Segunda Guerra Mundial), hasta que domina la vida nocturna de Nueva York como el indiscutible Rey del Timbal. 

El Doodle también celebra el primer aniversario del Monumento a Tito Puente, inaugurado este día (10 de octubre) en su natal East Harlem en Manhattan, en el norte de Central Park. En el 2000, el mismo año en que falleció la leyenda musical, la calle 110 fue nombrada Tito Puente Way.

Nacido el 20 de abril de 1923 de padres puertorriqueños, Puente creció rodeado de la rica diversidad latina por la que es conocida la ciudad. Dirigió su primera orquesta a finales de los años 40, y en los 50 se convirtió en un maestro incomparable de los timbales y el vibráfono. En 1969, Nueva York le concedió la llave de la ciudad.

A lo largo de su vida, publicó una inmensa discografía que incluye más de 100 álbumes de larga duración en los que mostró sus ritmos bailables propulsores y sus jubilosas melodías de metal. Compuso éxitos atemporales como “Oye como va”, que fue versionado por Santana; “Mambo gozón” (1958), “La Guarachera” (1966) con Celia Cruz, y muchos más. A finales de los 60, Puente se unió al grupo Fania All-Stars, en el que también participaron Eddie Palmeri, Ricardo Ray, Bobby Cruz y más. 

Sin embargo, su trayectoria como superestrella comenzó con “Ran Kan Kan”, su primera grabación. En 1992, la canción entró en el Top 10 de la lista Dance Club Songs de Billboard. En 2010, “Guantanamera” de Celia Cruz, con la participación de Tito Puente, llegó al No. 2 de World Digital Song Sales. En 1995, Tito Puente recibió el Premio Billboard de la Música Latina a la Trayectoria.

El año pasado, los Doodles de Google honraron los días de la independencia en Latinoamérica, celebrando a Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y México. Otro Doodle celebró una fiesta patria chilena con el dibujo de un huemul, representado en el escudo nacional del país.

El artista Carlos Aponte también ha realizado ilustraciones para la revista The New Yorker, la Academia Latina de la Grabación y el New York Times. Actualmente da clases en el Fashion Institute of Technology. Con su Doodle, espera que la gente se lleve este mensaje: “Ama lo que haces, entrena, estudia y sé lo mejor que puedas”, dice. “Si te superas, todo lo demás encaja. No hay atajos. Los que lo consiguen fácilmente no duran mucho. Tito era un ejemplo perfecto; ¡era el mejor!”.