×
Skip to main content

Cómo los éxitos de ‘Encanto’ hicieron de Lin-Manuel Miranda el máximo ‘Hot 100 Songwriter’ de 2022

Su brillante narrativa llevó ocho de sus canciones a la lista de Billboard, pero el compositor insiste en que aún no existe una fórmula para la magia musical de Disney.

Los musicales, ya sea en el escenario o en la pantalla, toman tiempo — mucho tiempo — en desarrollarse. Para Lin-Manuel Miranda, la historia de Encanto de 2022 comenzó realmente hace seis años, el fin de semana de estreno de otro musical animado de Disney, Moana. Miranda se incorporó tarde al equipo musical de tres personas de esa película, y había visto “cuán seria y fielmente [Disney] asumió la responsabilidad de representar una cultura que no vemos mucho en la pantalla” (en el caso de Moana, la de los islas polinesias) y “asegurarse de que esa parte del mundo pueda sentirse orgullosa”, recuerda. De modo que le dijo a Tom MacDougall, entonces vicepresidente ejecutivo de música de Disney Animation y Pixar: “Oye, sé que ustedes tienen algunas cosas con temas latinos bajo la manga. Si va a haber una princesa latina de Disney, ¡he estado entrenándome toda mi vida!”. 

Relacionadas

Explorar

See latest videos, charts and news

See latest videos, charts and news

Ese fin de semana de estreno, MacDougall le dijo crípticamente a Miranda: “Estarás allí desde el comienzo en la próxima”. Y con Encanto cumplió su palabra. “No solo vamos de celebridad en celebridad buscando a alguien que escriba estos espectáculos”, dice MacDougall, ahora presidente de Walt Disney Music. “Pero se estaba hablando de un proyecto que iba a suceder en América Latina, y dije: ‘Oye, Lin quiere hacer esto, nos encanta, ¿cómo sería un show completo de Lin, de principio a fin?” 

La respuesta: un éxito histórico. Las ocho canciones de Miranda para la banda sonora de Encanto se ubicaron en la lista Billboard Hot 100, lo que llevó a Miranda a pasar 15 semanas en el No. 1 del  Hot 100 Songwriters y finalmente a ser nombrado el máximo compositor del Hot 100 de Billboard de 2022. Gran parte de eso fue gracias al líder insólito y explosivo de la manada: el intrincado y sensacional éxito con múltiples personajes “We Don’t Talk About Bruno”, que pasó cinco semanas en el No. 1 y que, según la metodología GOAT de Billboard, ahora es la canción más grande de Disney de todos los tiempos. 

Por supuesto, no le vayas a decir eso a la colmena de “Surface Pressure”, cuya pasión por el solo con sabor a reggaetón de la poderosa Luisa la llevó al No. 8, ni a las masas llorosas que elevaron la poética “Dos oruguitas” (interpretada completamente en español por Sebastián Yatra) a alcanzar el No. 2 y el No. 36, respectivamente, en las listas Hot Latin Songs y Hot 100. “Es bastante poco ortodoxo en términos de un musical”, dice MacDougall sobre Encanto. “Nunca hubiéramos esperado que ‘Bruno’ se convertiría en una de las canciones más populares de todos los tiempos, que todas las canciones estuvieran en el Top 100”. 

Pero si esto suena como los cimientos de un nuevo plan para éxitos de taquilla de Disney, piénsalo bien. Miranda insiste en que no hay una fórmula para un éxito del nivel de Encanto y, parafrasea a la difunta leyenda de Broadway Stephen Sondheim: “La sorpresa es lo que persigues. Si puedes embotellar sorpresas, puedes tener una carrera en este negocio”. 

Estabas enfrascado componiendo la música de Encanto en la primavera de 2020. ¿Cómo fue, en esencia, armar esta banda sonora durante el confinamiento? 

En retrospectiva, creo que algo del confinamiento se filtra en la composición de las canciones. Hay una razón por la cual “Surface Pressure” y “We Don’t Talk About Bruno”, que se escribieron en abril y mayo de 2020, respectivamente, resuenan de manera diferente. En el eje de “Surface Pressure” está la pregunta de cómo mantener segura a mi familia y quién soy yo si no puedo hacerlo. Creo que es una variación de lo que sentían todos los padres entonces. Y luego “Bruno”: me confinaron con mis suegros. Hay un subtexto en esto como, “¿de qué se puede hablar delante de tu madre?” (Risas). Mi cuñado vivía con nosotros en ese momento; trabaja en bienes raíces y apenas lo veíamos, trabajaba en su rincón, nos acompañaba para cenar, volvía a su rincón. Cuando le mostré el storyboard aproximado y la canción comenzó, me dijo: “¿Se trata de mí? ¿Soy el tío que está en las paredes? (Risas). 

El nivel de aportes del equipo creativo es bastante elevado en el mundo de la animación. ¿Cómo se desarrolló esto típicamente? 

Nuestra llamada era todos los viernes por la noche a las 9 p.m., hora mía, lo que significaba que podía acostar a mis hijos y luego despertarme y hacer la llamada. Me sentí cómodo presentando la mitad de las canciones, como: “Aquí están los primeros dos versos de ‘Bruno’. ¿Voy en buena dirección? ¿Debo seguir?” No creo que haya una canción aquí de la que dije: “Esto es todo, está lista”. 

Bueno, otros miembros del equipo creativo hablan de “Bruno” como si se las hubieras presentado completamente formada. ¿Cuál es tu versión de esa historia? 

Sabía cuál era la vibra [de la canción] desde muy temprano. Fue una canción con la que hice mi presentación: ¿Podemos hacer un número sobre chismes familiares? Sabía que iba a ser algo (Miranda teclea algo en la línea de tono bajo del piano) que se sentía muy afrolatino, rítmico, algo que asustaba. El desafío era conseguir algo lo suficientemente simple pero [distintivo] como para poder ponerle muchas historias diferentes encima. La escribí en una noche realmente larga. 

Eres amigo desde hace años de Bobby Lopez [quien con su esposa Kristen Anderson-Lopez compuso la música de Frozen, Frozen II y Coco]. ¿Te brinda alguien como él algo de apoyo creativo cuando trabajas en un proyecto como Encanto? 

Aprendes rápidamente que hay muy pocas personas con las que puedes hablar sobre este tipo de trabajo. Mi amistad con Bobby va más allá de la composición de canciones: fuimos juntos a la escuela, ha sido un mentor para mí durante toda mi carrera. Hubo un momento en que estaba batallando con algo en la canción de Mirabel “Waiting on a Miracle”, y fue realmente una conversación de taller muy específica, algo como: “Creo que esta es la canción correcta para el momento correcto, pero no logra eso en lo que tú eres tan bueno y que yo quiero que logre — no está despegando de la forma en que quiero que lo haga”. Así que se la envié a Bobby y Kristen y me dijeron: “Danos un par de horas”, y se conectaron por Zoom conmigo y me dijeron: “Sube un paso completo, no medio paso, haz que cante esta nota”. Era una cosa muy matemática de la teoría musical e hizo toda la diferencia. Ese es el tipo de cosas que solo puedes preguntarle a alguien que ha estado en este espacio antes que tú y conoce el terreno. 

“Bruno” es ahora la canción más grande de Disney de todos los tiempos. ¿Cuáles son para ti las mejores canciones de Disney de todos los tiempos? 

La número uno es “Under the Sea”. Es como si Sebastián defendiera una forma de vida y nos presentara un mundo mucho más hermoso que el nuestro. ¡Quería irme a vivir bajo el mar! “Out There” de Hunchback [of Notre Dame] (El jorobado de Notre Dame): Stephen Schwartz escribió la letra. “Into the Unknown” de Frozen II, esa canción es anorme en cuanto configuración y ejecución. “When She Loved Me” de Randy Newman — Toy Story 2 es una de mis películas favoritas de todos los tiempos, y punto. Esa fue realmente una gran inspiración para “Dos oruguitas”. Y estoy de acuerdo con todos en Internet sobre la totalidad de Tarzán. Ya conoces ese meme que más o menos dice: “Phil Collins no tuvo que esforzarse tanto, pero lo hizo”. (Miranda comienza a cantar “Strangers Like Me”). Bueno, lo hizo, y todos salimos mucho mejor por eso. ¡No debería ser tan difícil! (Risas). 

Has admitido que no pensaste que “Bruno” se convertiría en el gran éxito de Encanto. ¿Por qué crees que lo fue? 

No creí que iba a ser una gran canción porque los temas para grupos nunca lo son, con la excepción de “Summer [Nights]” de Grease (Vaselina). Pero también creo que hay algo en el hecho de que la música se ha estratificado en gran medida, y TikTok es en gran parte la razón por la que esta canción fue tan exitosa. Cada verso y estribillo es como un bocadito de TikTok. No tenía TikTok cuando la compuse, pero te das cuenta después: “Oh, si Camilo es tu chico favorito, puedes escuchar ese fragmento”, y cada fragmento se convirtió en su propio éxito. Fue sorprendente que partes de “Bruno” se hicieran populares. 

“Dos oruguitas” musicaliza una escena desgarradora de Encanto. ¿Fue ese siempre el plan? 

Quiero decir, esa era la esperanza. Algo de eso es lo que no es: no es un momento de la Abuela cantándole a Mirabel, porque la Abuela cantando “le dispararon a tu abuelo” es un trauma demasiado profundo para cantar. Vi las imágenes de la película de la mariposa que los lleva al milagro, y tuve la idea de estas dos orugas enamoradas y el cambio que tiene que ocurrir. Tienes que sufrir una metamorfosis y un trauma para convertirte en quien eres, y tienes que confiar en que seguirás siendo tú mismo al otro lado de las dificultades que se te presentan. Una vez que tuve eso, la compuse bastante rápido, aunque la rapidez de mi español no es la de mi inglés, así que me llevó más tiempo encontrar las palabras correctas. 

Y luego está “Surface Pressure”. ¿Estabas al tanto de todos los que querían que superara a “Bruno” en las listas? 

Me encanta. Quiero decir, no hay muchos precedentes para esa melodía. En mi cabeza, estaba tratando de cruzar una canción de reggaetón realmente dura con “Love Cats” de The Cure, las voces más apacibles que puedo imaginar en una canción pop. Creo que teníamos la canción antes de elegir a alguien para el papel, pero el dibujo de Luisa existía, así que sabía que tendría una voz más grave y dije: “Por favor, por favor, encuéntrenme una alto”. Y Jess Darrow tiene una voz maravillosa y distintiva. El personaje nunca deja de sonar como ella misma, y eso me encanta. 

Para mí, es la canción de Lin más reconocible de esta película. Se siente que sale naturalmente de ti. ¿Fue así de orgánico para ti componerla? 

No sé… ¿Cómo sueno? Pregúntale a cualquier compositor, no saben cuáles son sus movimientos. ¡Pero supongo que así es como sueno! Creo que la rima interna de los versos y estribillos, seguro. Creo que fue una de las primeras que traté de escribir. Tanteé mi camino a ella de manera orgánica. La más difícil siempre fue la canción “I Want”. La de Mirabel se llamaba originalmente “I’m More Than What I’m Not”, y era muy a lo pop. ¡Era una buena canción! Pero simplemente no funcionó. 

¿Hay alguna canción que quisieras que hubiera encontrado una audiencia más amplia? 

Estaría loco si me quejara de alguna de ellas. Pero te diré que mis expectativas se vieron alteradas. Mi expectativa era que “Colombia, Mi Encanto” fuera la canción más fácil de sacar del argumento — no es más que una carta de amor a Colombia, menciona los nombres de los pueblos, es Carlos Vives cantándola — así que pensé: “¡Tal vez tocarán esto en los estadios de fútbol!” [Alcanzó el No. 100 en la Hot 100]. Ver cómo las canciones más ligadas a los personajes y más involucradas en la trama llegaron a la cumbre fue una sorpresa increíble y bienvenida. 

¿El éxito de Encanto en las listas se siente como un logro único? ¿O puede servir como modelo de cómo va Disney a considerar los musicales animados de cara al futuro? 

Bueno, creo que una vez que crees que tienes un modelo, estás en un serio problema. Mira las dos canciones que tuvieron más éxito: lo que la gente acogió fue lo nuevo. Mientras los musicales de Disney sigan impulsando un modelo de lo que puede ser un musical de Disney, creo que serán un éxito. Es cuando nos volvemos conscientes de ello, eso de “Oh, aquí viene la canción del compinche”, que tenemos la sensación de que es algo ya visto. Creo que lo que hemos aprendido es que hay buscar los momentos musicales que no hayamos visto antes, y eso también aplica al teatro. Sé que estoy aquí porque Howard Ashman estuvo aquí y creyó que el teatro musical tenía mucho que enseñar a las cintas animadas sobre cómo la música y la animación podían coexistir. Todo lo que estoy haciendo se basa en lo que él sabía y hablaba con Alan Menken durante esa era dorada en la que tuve la suerte de ser un niño. Y nuestro trabajo es continuar llevando eso adelante. 

Se rumora que existe un demo tuyo cantando las 10 partes de “Bruno”. ¿Lo escucharemos alguna vez? 

Este… sí, existe, quiero decir, hay demos de todas. Pero también sé por qué las quieren, ¡sinvergüenzas! Quieren hacer TikToks graciosos con mi cara, ¡y no les daré ese gusto! De modo que se van a quedar en mi computadora, muchas gracias. ¡Quieren hacer sus memes chistosos! (Risas). No me voy a prestar a ese memerismo. 

Esta historia (en inglés) aparecerá en la edición de Billboard del 10 de diciembre de 2022.