×
Skip to main content

Angela Lansbury, estrella de teatro, cine y TV, muere a los 96 años

Interpretó a Mame y ganó cinco premios Tony, recibió un Oscar honorario y protagonizó durante 12 temporadas Murder, She Wrote.

Angela Lansbury, la incontenible actriz tres veces nominada al Oscar y ganadora de cinco premios Tony, que resolvió crímenes durante 12 temporadas como la novelista y detective aficionada Jessica Fletcher en la serie Murder, She Wrote (Reportera del crimen) de CBS, falleció. Tenía 96 años. 

Explorar

Explorar

See latest videos, charts and news

See latest videos, charts and news

Lansbury, que fue nominada al Emmy a la mejor actriz en una serie dramática por todas y cada una de las temporadas de Murder, She Wrote, sin ganar nunca el premio, murió el martes mientras dormía en su casa de Los Ángeles, anunció su familia. 

Relacionadas

Lansbury no obtuvo el Emmy, pero sí recibió algo de cariño de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas, que le otorgó un Oscar honorario en 2013 por su carrera como “ícono del entretenimiento que ha creado algunos de los personajes más memorables del cine, inspirando a generaciones de actores”. 

Nacida en Londres, Lansbury tenía 19 años cuando fue postulada al Premio de la Academia a la mejor actriz de reparto por su primer papel cinematográfico, como la joven doncella Nancy de una pareja interpretada por Charles Boyer e Ingrid Bergman en Gaslight (La luz que agoniza) de 1944, dirigida por George Cukor. 

Por su tercera película, The Picture of Dorian Gray (El retrato de Dorian Gray) de 1945, recibió otra nominación por su papel de la encantadora cantante a quien el personaje principal le rompe el corazón. 

Lansbury luego dio un giro hacia el campo de las malvadas y fue recompensada con su última nominación al Oscar por interpretar a la madre manipuladora de Laurence Harvey en el clásico de la Guerra Fría The Manchurian Candidate (El embajador del miedo) de 1962. 

Su carismática actuación como la excéntrica protagonista de una producción de 1966 de Mame la catapultó al estrellato de Broadway y le mereció el primero de sus cuatro premios Tony a la mejor actriz en un musical. 

Todavía estaba de gira en Blithe Spirit cuando se acercaba a su 90 cumpleaños, y en diciembre de 2018 volvió a la pantalla grande, como la dama de los globos, en Mary Poppins Returns (El regreso de Mary Poppins). 

En junio, recibió otro Tony, esta vez por su trayectoria. 

A principios de la década de 1980, Lansbury no estaba interesada en actuar en una serie de televisión cuando los creadores de Columbo, Richard Levinson y William Link, le ofrecieron el papel estelar de Murder, She Wrote. 

“No podía imaginar que alguna vez querría hacer televisión”, dijo Lansbury en una entrevista de 1985 con el New York Times. “Pero llegó 1983 y no tenía nada en Broadway, así que participé en una miniserie, como Gertrude Whitney en Little Gloria… Happy at Last (Gloriosa Gloria) [una dramatización de la infancia de Gloria Vanderbilt]”. 

“Y luego hubo una gran cantidad de papeles en miniseries, y comencé a sentir que el público televidente era muy receptivo conmigo, y decidí que debería dejar de coquetear y cerrar la puerta o decirles a mis agentes: estoy dispuesta a pensar en series”. 

Entonces, a los 59 años, Lansbury se apuntó para interpretar a la viuda Jessica, profesora de inglés jubilada, escritora de historias de misterio y detective aficionada que disfrutaba pasear en bicicleta en la acogedora ciudad costera de Cabot Cove, en el estado de Maine. 

Murder, She Wrote, de Universal Television, estuvo al aire entre 1984 y 1996 (más cuatro películas para TV) y fue un gran éxito de audiencia los domingos por la noche. 

El programa se ubicó entre los 13 primeros en las calificaciones de Nielsen (y llegó al No. 4) los domingos en sus primeras 11 temporadas, pero se desplomó en el episodio 58, cuando CBS lo pasó a los jueves en 1995-96 para competir con la entonces sólida programación de NBC. Pero en el transcurso de 12 temporadas, Jessica resolvió unos 300 asesinatos, y aún tuvo tiempo para escribir más de 30 libros. 

Angela Brigid Lansbury nació el 16 de octubre de 1925 en Londres, de padre comerciante de madera y madre actriz, una estrella del teatro inglés. Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, ella, su madre y sus hermanos gemelos menores, Bruce y Edgar, se mudaron a Estados Unidos. 

Lansbury estudió en la Escuela Feagin de Arte Dramático en Nueva York y se graduó en 1942. 

Su madre, que había terminado en Hollywood al final de la guerra, trajo a su hija a California, y MGM contrató a la joven de 18 años y le dio el papel en Gaslight. Luego apareció en National Velvet (Fuego de juventud) de 1944, con Elizabeth Taylor, pero pasó gran parte de los siguientes años atrapada en pequeños papeles en el estudio. 

“Terminé interpretando algunos de los papeles más ridículos en MGM”, dijo. 

Sin embargo, Lansbury encontró un hogar en el teatro. Hizo su debut en Broadway en 1957 en la farsa Hotel Paradiso, y su primer musical llegó con la producción de Sondheim de 1964 Anyone Can Whistle

En la pantalla grande, también tuvo papeles memorables como la mamá de Elvis Presley en Blue Hawaii (Hechizo hawaiano) de 1961, como una madre despiadada en The World of Henry Orient (Dos chicas y un seductor) de 1964, como la bruja inglesa Eglentine Price en Bedknobs and Broomsticks (Travesuras de una bruja) de 1971, y como la tetera Sra. Potts en la película animada Beauty and the Beast (La Bella y la Bestia) de 1991. 

En una especie de calentamiento para Murder, She Wrote, protagonizó dos proyectos de Agatha Christie: como novelista en Death on the Nile (Muerte en el Nilo) de 1978, y como la detective solterona Miss Marple en The Mirror Crack’d (El espejo roto) de 1980. 

A los 19 años se casó con el actor Richard Cromwell, entonces de 37, pero el matrimonio duró menos de un año. En 1949, se casó con el agente y productor británico Peter Shaw, con quien permaneció hasta la muerte de éste en 2003. Tuvieron dos hijos, Anthony y Deirdre. 

En 1971, después de que su casa se quemó hasta los cimientos en Malibú, la familia se mudó a una granja en Cork, Irlanda, y permaneció allí durante una década. Lansbury dijo que eso salvó a sus hijos de sucumbir a las drogas. 

Duane Byrge contribuyó a este despacho.

Este artículo se publicó originalmente en inglés, en The Hollywood Reporter.